el colera

Funcei


     
 

¿Qué particularidades tiene el brote de Escherichia Coli ocurrido en Europa?

Hasta el 18 de junio de 2011 se han reportado 3222 casos en Alemania (incluyendo 39 muertes), 810 de los cuales (25%) experimentaron síndrome urémico hemolítico (SUH). El brote se centró en el norte de Alemania y alcanzó su punto máximo entre el 21 y el 23 de mayo. Habitualmente el síndrome urémico hemolítico se observa en niños menores de 5 años, pero en este brote el 87 % de los afectados fueron adultos con una mediana de edad de 43 años, con una clara predominancia de mujeres (68%).

El período estimado de incubación fue de 8 días, con una mediana de 5 días desde la aparición de diarrea hasta el desarrollo del síndrome urémico hemolítico. La bacteria causante del brote se ha descripto como una cepa enterohemorrágica productora de toxina shiga (EHEC) llamada O104:H4.

¿Qué significa la mutación de una bacteria y que peligros implica esto?

La información contenida en el material genético de la bacteria determina su comportamiento, es decir, define su capacidad de adaptación al medio, los mecanismos de virulencia que le permiten colonizar, invadir y dañar las células de otros organismos como las de los seres humanos y generar así un gran espectro de enfermedades infecciosas.

Las mutaciones o cambios en este material genético, son responsables de resistencia a los antibióticos o de una mayor virulencia (capacidad de causar enfermedad), por ejemplo. Estas mutaciones se originan a través de complicados procesos, como errores ocurridos durante la replicación de la bacteria o bien al intercambiar el material genético con otras bacterias.

¿Hay posibilidades de que esta mutación se produzca en Argentina?

Es importante destacar que esta cepa no apareció por primera vez durante el brote iniciado en mayo del 2011 en Europa, sino que ya había sido descripta años atrás en Korea del Sur (2005). Argentina no esta exenta de importar esta bacteria, ni de presentar un brote semejante al Europeo.

¿Cuáles son los lugares más habituales donde está presente la bacteria de Escherichia Coli?

La Escherichia coli forma parte de la flora intestinal de todos los seres humanos y de los animales y habitualmente se trata de una cepa inofensiva, no causante del síndrome urémico hemolítico.

Por el contrario, las cepas capaces de producir la toxina responsable de este síndrome se denominan cepas enterohemorragicas. La más conocida es la cepa 0157:H7, descripta en los brotes vinculados a alimentos, ocurridos en nuestro país.

La toxina (verotoxina o toxina de shiga) tiene la particularidad de lesionar la pared del intestino grueso, causando frecuentemente diarrea sanguinolenta, vómitos y fiebre. Entre el 5 al 10% de las infecciones pueden evolucionar a una complicación severa conocida como síndrome urémico hemolítico que se caracteriza por disminución de la frecuencia de orinar, cansancio, y palidez de piel y mucosas. Los pacientes deben ser hospitalizados para un estricto control clínico y tratamiento de sostén. Si bien la mayoría recupera la función renal, casi un 10% evoluciona con daño renal hacia la insuficiencia renal crónica.

Existen 4 vías a través de las cuales los humanos pueden exponerse y potencialmente infectarse con Escherichia Coli.

Los alimentos que pueden estar contaminados con la bacteria son carne picada de vaca y aves sin cocción completa como las hamburguesas, salame, arrollados de carne, leche sin pasteurizar, productos lácteos elaborados a partir de leche sin pasteurizar, aguas contaminadas, lechuga, repollo y otros vegetales que se consumen crudos.

¿En Argentina, qué porcentaje de la población se enferma por alimentos contaminados?

Entre 1993 y 2002, ocurrieron 152 brotes de Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETA) en Argentina que ocasionaron 3309 casos y 4 muertes. Mientras que en los demás países de América Latina y el Caribe se produjeron, durante el mismo período, 6324 brotes de ETA, que provocaron 228.579 casos y 314 muertes. Estos son los brotes que fueron notificados al Sistema Regional de Vigilancia Epidemiológica de las ETA (SIRVETA), desarrollado por el Instituto Panamericano de Protección de Alimentos y Zoonosis (PANALIMENTOS) y que se encuentra en fase de consolidación respecto a la detección y registro de brotes y casos.

Nuestro país presenta la mayor prevalencia de síndrome urémico hemolítico de todo el mundo, con una incidencia de 2.1-7/100000 casos, habitualmente en niños menores de 5 años, y siguiendo una prevalencia estacional primavera – verano.

¿Cuáles son las medidas de higiene que cree necesario reforzar?

1) Lavar las superficies con agua y detergente y luego desinfectarlas con una solución de lavandina.

-Para pisos, superficies y objetos que no entran en contacto con alimentos, utilice una solución compuesta por una cucharada sopera (10ml) de lavandina por cada litro de agua. Para este tipo de superficies también se recomienda el uso de toallitas desinfectantes, efectuando limpieza y desinfección con un solo producto.

-Para mesadas, tablas de cortar, utensilios y otros objetos que entren en contacto con alimentos utilice una solución compuesta por una cucharada de té (3ml) de lavandina por cada litro de agua.

2) Desinfectar cuidadosamente Verdura y Frutas:

-Lávelas con agua y sumérjalas durante 10 minutos en una solución preparada con una cucharada de té (3ml) de lavandina por cada litro de agua. Enjuague bien entes de consumir.

3) Manejar y preparar alimentos de manera segura.

-Desinfectar: Lave sus manos y desinfecte las superficies antes y después de manipular alimentos. Los gérmenes que causan enfermedades transmitidas por alimentos se pueden encontrar en la cocina y llegar a las manos a través de las tablas de cortar, las mesadas, los trapos, los utensilios, y los alimentos.

-Separar: Evite la contaminación cruzada. La misma ocurre cuando las bacterias se propagan de un alimento a una superficie, de una superficie a un alimento, o de un alimento a otro.

-Cocinar: Cocine bien los alimentos hasta lograr eliminar las bacterias que puedan causar enfermedades.

-Enfriar: Las bajas temperaturas retrasan el crecimiento bacteriano. Refrigere los alimentos rápidamente luego de transportarlos o consumir parte de ellos. No sobrecargue el refrigerador puesto que el aire frío debe circular para mantener los alimentos seguros.

4) Lavarse las manos con frecuencia.

Recordemos que mantener las manos limpias y desinfectadas es la manera más efectiva de evitar enfermarse y propagar enfermedades. El lavado de manos elimina gérmenes que recogemos de otras personas, de las superficies que tocamos, y de los animales con los que entramos en contacto.

Fuentes

1) http://www.rki.de/EN/Home/homepage__node.html (Accessed on June 02, 2011)
2) http://www.cdc.gov/media/releases/2011/s0601_ecoligermany.html (Accessed on June 02, 2011)
3) www.ifh-homehygiene.org
4) http://www.alimentosargentinos.gov.ar/programa_calidad/ME%20%20ETA%20INPPAZ.pdf

 
 

5) Paganini H. Infectologia pediatrica. Ed. Cientifica Interamericana. 2007
6)
Caleti M, Gallo G. Sindrome Uremico Hemolitico, Tratamiento de la Glomerulopatia
secundaria. Medicina (Buenos Aires) 2005; 65: 528- 532

 
 
Sin curriculum

 

 



 

  www.clorox.com.ar Copyright Ayudín® - Todos los derechos reservados - Enfermedades - Reglamento General - Mapa de Sitio - FAQ - Contactános